Lesiones de la Médula Espinal

Tratamiento de LME

Tratamiento en los días y semanas siguientes a una lesión de médula espinal

Existen varios tipos diferentes de tratamiento para una lesión de médula espinal en el corto plazo. Primero, la columna es inmovilizada (mantenida en su lugar de modo que no se puede mover) en el área de la lesión de médula espinal para prevenir mayores lesiones a la médula. Para las lesiones del cuello, la inmovilización de la columna puede incluir la colocación de un "halo" (un aparato que impide a la cabeza moverse) en la cabeza. Para lesiones de médula espinal en la espalda, pueden usarse temporalmente yesos, abrazaderas y correas para evitar que se mueva la espalda.

Para reducir la inflamación de la médula espinal causada por la lesión, usualmente se dan medicamentos esteroideos dentro de las 24 horas iniciales tras la lesión. A menudo, otro tratamiento médico es necesario, dependiendo de las complicaciones que se desarrollen.

Como la lesión traumática a la médula espinal usualmente implica una lesión a los huesos y ligamentos de la columna, puede realizarse cirugía. El objetivo de algunas cirugías es remover hueso (esto se llama "descompresión") que esté presionando o dentro de la médula espinal. Un cirujano también puede querer estabilizar o realinear la columna en el área de la lesión de médula espinal cuando las vértebras o ligamentos hayan sido dañados. Varillas o cajas de metal y tornillos pueden ser adheridos a las vértebras normales para prevenir el movimiento de las vértebras fracturadas y las vértebras pueden ser "fusionadas" usando injertos por esta misma razón. Los injertos, que implican el crecimiento de nuevo tejido óseo en el hueso adyacente, requieren tiempo para "llevarse a cabo". En consecuencia, "equipo" de metal se necesita usualmente para mantener la columna en su lugar mientras el injerto se lleva a cabo. El estiramiento de la columna usando pesos y poleas (llamado tracción) también puede ayudar a alinear la columna.

Hospitales de rehabilitación

Los hospitales de rehabilitación proveen diferentes tipos de especialistas para ayudar en el proceso de recuperación. Los médicos que se especializan en medicina física y de rehabilitación (llamados fisiatras) usualmente supervisan el programa de rehabilitación. Los fisioterapeutas planifican la terapia para fortalecer los músculos en partes del cuerpo que aún funcionen. Los terapeutas ocupacionales se especializan en el entrenamiento de individuos que han perdido la fortaleza muscular o la coordinación para re-aprender las tareas del diario vivir, como comer, vestirse, y arreglarse. También entrenan a las personas acerca de cómo utilizar el equipamiento de asistencia y las abrazaderas. Los trabajadores sociales ayudan a encontrar recursos para pagar por el equipamiento, las modificaciones del hogar, y la atención. Los miembros de la familia también reciben educación para asistir a la persona lesionada.

Por investigaciones prometedoras recientes acerca de rehabilitación dirigida a "re-entrenar" la médula espinal, ver Tratamiento para el Futuro.

Algunas noticias acerca de investigación con células madre en el tratamiento de lesión de médula espinal. E investigación con células madre en el tratamiento de LME

¿Son permanentes las lesiones de médula espinal?

Que una lesión de médula espinal sea permanente o no dependerá en parte de qué tan grave es la lesión, lo que puede variar desde un moretón suave (contusión) a que la médula sea cortada en dos. Aún cuando las lesiones son permanentes, algunos supervivientes, incluyendo aquellos con lesiones graves de la médula espinal, alcanzan mejorías de uno o dos niveles "funcionales" luego del tratamiento y la rehabilitación (y algunos supervivientes logran una recuperación aún mejor). Por ejemplo, un paciente que tiene una lesión de médula espinal en el nivel C5 bien puede estar funcionando al nivel C6 o C7 tras la rehabilitación. Mientras esto puede parecer sin importancia, un nivel de mejoría en el cuello puede permitir que una persona con respirador respire independientemente o una persona que de otro modo dependiera de otros sea independiente en la comunidad. Esto ocurre cuando hubo algo de regeneración en la médula espinal por debajo del nivel de la lesión. El cuadro siguiente ilustra el funcionamiento asociado comúnmente a lesiones de médula espinal a varios niveles.

Nivel / Habilidades Motoras / Objetivos Funcionales para el Superviviente

C1-C3 / Movimiento limitado de la cabeza y el cuello. / Respiración: Depende de un ventilador para respirar. Comunicación: Puede ser muy limitado o imposible hablar. Si la habilidad para hablar es limitada, la comunicación puede conseguirse independientemente con una varilla en la boca y tecnologías asistivas como una computadora para discurso o tipeado. Una comunicación efectiva permite al superviviente para dirigir a sus cuidadores en las actividades diarias como bañarse, vestirse, la higiene personal, transferencias, y manejo de la vejiga y el intestino. Tareas diarias: Las tecnologías asistivas permiten independencia en tareas como cambiar páginas, usar el teléfono y operar las luces y electrodomésticos. Movilidad: Puede operar una silla de ruedas eléctrica usando control con la cabeza, una varilla en la boca, o control con el mentón. Una silla de ruedas con inclinación eléctrica permite el alivio independiente de la presión por estar sentado en una posición.

C3-C4 / Usualmente tiene control de la cabeza y el cuello. Los individuos en el nivel C4 pueden encogerse de hombros. / Respiración: Inicialmente puede necesitar un ventilador para respirar pero usualmente se ajusta a respirar todo el tiempo sin asistencia del ventilador. Comunicación: Normal. Tareas diarias: Con equipo especializado puede tener independencia limitada para alimentarse y operar independientemente una cama ajustable con un controlador adaptativo.

C5 / Típicamente tiene control de la cabeza y el cuello, puede encogerse de hombros y tiene control de los hombros. Puede doblar los codos y girar las palmas hacia arriba. / Tareas diarias: Independencia para comer, beber, lavarse la cara, cepillarse los dientes, afeitarse la cara y cuidar el cabello luego de ser asistido para instalar equipamiento especializado. Cuidados de salud: Puede ayudar a prevenir úlceras por presión inclinándose hacia adelante o de lado a lado.

C6 / Tiene movimiento de cabeza, cuello, hombros, brazos y muñecas. Puede encogerse de hombros, doblar los codos, girar las palmas hacia abajo y hacia arriba y extender las muñecas. / Tareas diarias: Con la ayuda de equipamiento especializado puede realizar con mayor facilidad e independencia las tareas diarias de alimentarse, bañarse, arreglarse, la higiene personal y vestirse. Puede realizar independientemente tareas domésticas livianas. Cuidados de salud: Puede realizar independientemente chequeos de su piel, acostarse, y aliviar la presión mientras está sentado. Movilidad: Algunos individuos pueden transferirse independientemente pero a menudo requieren una tabla de deslizamiento. Pueden usar una silla de ruedas manual para las actividades diarias pero pueden utilizar una silla de ruedas eléctrica para mayor independencia.

C7 / Tiene movimiento similar a un individuo con C6 con habilidad adicional para estirar los codos. / Tareas diarias: Puede realizar las tareas del hogar. Necesita menos ayudas adaptativas para vivir independiente. Cuidados de salud: Puede levantarse en su silla de ruedas para aliviar la presión. Movilidad: Uso diario de silla de ruedas manual. Puede transferirse con mayor facilidad.

C8-T1 / Tiene fuerza y coordinación adicional de los dedos con función limitada o hasta normal de la mano. / Tareas diarias: Puede vivir independientemente sin aparatos asistivos para alimentarse, bañarse, arreglarse, higiene oral y facial, vestirse y manejar la vejiga y el intestino. Movilidad: Usa silla de ruedas manual. Puede transferirse independientemente.

T2-T6 / Tiene función motora normal en cabeza, cuello, hombros, brazos, manos y dedos. Tiene uso de las costillas y el pecho incrementado y puede tener algo de control del tronco. Tareas diarias: Debe ser totalmente independiente con todas las actividades. Movilidad: Algunos individuos son capaces de andar limitado con uso amplio de abrazaderas. Sin embargo, esto requiere una energía extremadamente alta y estrés en la parte alta del cuerpo, lo que puede llevar a daño de las articulaciones superiores. No hay ventaja funcional con este tipo de andar.

Mortalidad

A causa de la fuerza que se requiere para fracturar la columna, muchos pacientes con lesiones de médula espinal sufren daño significativo del pecho o el abdomen. Muchas de estas lesiones asociadas son fatales. Para lesiones aisladas de la médula espinal la mortalidad luego de un año es de 5-7%. Si un paciente sobrevive las primeras 24 horas luego de la lesión de médula espinal, la probabilidad para supervivencia de diez años es aproximadamente 75-80%. La tasa de supervivencia de diez años para los pacientes que sobrevivieron el primer año luego de la lesión es 87%. No es sorprendente que a los supervivientes más jóvenes y aquellos con lesiones incompletas les va mejor que a aquellos más viejos o aquellos con lesiones completas.

Infarction

top of page